Sputnik-arte.com-El Blog


Google no debió ganar el premio Príncipe de Asturias
junio 23, 2008, 12:55 pm
Filed under: No todo es diseño

Indagando por distintos blogs dedicados a comunicación y publicidad descubrí el blog de Javier Más titulado comunicación, publicidad y marketing on-line. En uno de sus artículos hace una crítica más que constructiva de por qué Google no debería ganar el premio Príncipe de Asturias.

Como bien sabéis el jurado del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades ha decidido otorgar el galardón a Google, considerado el mejor buscador de la historia de internet. En su fallo, el jurado justifica la decisión de conceder el galardón a Google “por poner de forma instantánea y selectiva al alcance de millones de personas el canal de internet y por favorecer el acceso generalizado al conocimiento”. El jurado ha destacado también su “contribución decisiva al progreso de los pueblos, por encima de fronteras ideológicas, económicas, lingüísticas o raciales” para elegir al premiado,tras siete votaciones.

Sin embargo varios miembros del jurado se posicionaron públicamente a favor de que el galardón recayera en Leguineche. El presidente de Onda Cero, Javier González Ferrari, y miembro del jurado, afirmó que “ya va siendo hora de que un español tenga el Premio Príncipe de Asturias”, y argumentaba que Manuel Leguineche “es el reportero por excelencia”. Ferrari, además, afirmó que si el galardón se le concedía al buscador de internet, el premio debería cambiar de nombre y llamarse: ‘Comunicación, Humanidades y Máquina Herramienta’. “Eso es lo que es ‘Google’, una máquina herramienta”, apuntilló.

Para otros miembros del jurado como Alex Grijelmo, el Premio debía tener en cuenta “los valores de las instituciones o de las personas, el alma”, y precisó que “hay instituciones que tienen más alma que otras”.

El galardón, dotado con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró.

Ahora bien… tras conocer la noticia yo me mostré bastante sorprendido porque Google no deja de ser una herramienta más (bastante útil, reconozcámoslo) y como decía al principio de la entrada creo que es muy interesante este artículo que pongo ahora del blog de Javier Más.

(…) Google es el buscador por excelencia en la actualidad, es el desarrollador de multitud de plataformas de comunicación, de análisis, de difusión de información y el que aúna multitud de redes sociales donde los usuarios no sólo comparten más información, sino que además crean, en cierta medida, vínculos entre ellos simulando a la vida off-line. Encima su ambiente de trabajo en su sede central es envidiable, comparable a un campus universitario, según muchas opiniones (…)

Pero Google, por mucho que se les llene la boca a todos sus directivos a la hora de hablar de democracia, autonomía y libertad en la Red; no es en sí mismo Internet. Google existe gracias a Internet y no viceversa, aunque pueda parecer lo contrario. Cierto, el buscador ha perfeccionado y ampliado los servicios que se pueden obtener de la Red, pero no deja de ser una herramienta de trabajo.

Además, Google no es ni tan democrático ni tan libre como nos hace creer, y citaré algunos ejemplos: Google ha permitido que en países como China exista censura a la hora de mostrar resultados y ha cortado la conexión con ciertas páginas que el gobierno chino no estaba dispuesto a aceptar, y eso lo ha hecho por entrar dentro del gigante asiático, o lo que es lo mismo, por interés económico y comercial. Google además ha creado un sistema de pago propio, llamado Google Check Out, que unido a su tienda virtual Ecrater, y existen varios ejemplos más como el algoritmo que calcula los resultados de forma democrática excepto en aquellos que ellos quieren como El Pentágono, etc…. Todo ello unido a la mayoría absoluta de usuarios que usan a Google como buscador puede convertir (si no lo ha hecho ya) a la empresa californiana como dominadora del mundo en Internet e incluso en poco tiempo a nivel de software y hardware.

Un premio, que cuyo propio nombre indica, se debe otorgar a la colaboración en el mundo de la comunicación y las humanidades no debe ser ofrecido en ningún caso a una empresa con un flagrante ánimo de lucro (por supuesto lícito) y una clara opción de monopolio. Hubiera comprendido la entrega del premio a Larry Page y Sergey Brin, creadores de Google, o a un ente multifuncional como es Internet, pero nunca a una empresa privada de esas características. La Red, Internet, ha supuesto una revolución en el mundo de la comunicación y las Humanidades posiblemente como no ha habido otra igual en toda la historia y Google es hoy en día su máximo referente, pero hasta ahí. Comparar eso con la la valentía, dedicación, validez y alma de un corresponsal como Leguineche es un insulto a los ciudadanos y un ridículo que para unos premios como los Príncipes de Asturias que deberían haber buscado un jurado con más mollera que el de O.T. El cambio de opinión de alguno de sus miembros publicado en los medios es, además, demencial y huele mucho.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: